Es lo que tiene el Rock

Ya sabes, llegas a un recinto, a veces limpio, casi siempre guarrete, en ocasiones hay cola pero la marea de camisetas negras se comporta con un civismo ejemplar. Susurros de pruebas de sonido desde el exterior, acordes cortos pero intensos, material a punto. El personal se mueve, avanzas; el chaval con el pantaca por debajo del tercer ojo y los Misfits estampados en su pecho te ha repartido un flyer, la organización trabaja desde la distancia y sabes que tampoco fallarás a la siguiente cita. Llegas a la puerta; el hermano gemelo de Hulk Hogan te coge la entrada y rompe delicadamente una esquinita, por tu belicosa mente la imagen del angelito barbudo que tienes a un palmo de tu cara partiéndole la cabeza a todas las almas que te rodean, ya estás dentro.

Read More