Dibusurrealismo: una amenaza para la humanidad

¡¡Me encanta el título que le he puesto al post!!!, ¿a que acojona? …

Nos espera un futuro excéntrico, rarito de la hostia. Imaginad un perro sin forma de perro cuyo mejor amigo es un ser humano sin forma de ser humano …, es fácil, se llaman Finn y Jake y son los protagonistas de “Hora de Aventuras”, una de las series más frikis y de mayor éxito infantil en la actualidad. Lo mejor de todo son los guiones, rebuscadillos y muy surrealistas, vamos, como la mamonada de Bob Esponja pero todavía más excéntrico. El Dibusurrealismo ha invadido las mentes tiernas e inocentes de nuestros retoños, los niños de hoy serán los bichos raros del mañana, … ¿¿o no??

De chavales no nos importaba que los animales se comportaran como personas (porque personas como animales ya es más habitual, lo llamamos madurez pero sólo disfrazamos nuestro instinto animal de forma legal), fueran espadachines franceses, tuvieran sus tertulias en el bosque o se contaran chistes malos saltando de planta en planta cual abejas y saltamontes, era “normal”. Hasta cierto punto sigue siendo sano y creativo humanizar los animales y objetos para desarrollar nuestra imaginación y respeto de nuestro entorno; incluso la incursión de la tecnología, robótica y la industria armamentística en nuestras educativas series de dibujos animados resultaba muy común. En fin, digamos que pese a la cantidad de chorradas que nos tragábamos en la tele de pequeños hemos salido bastante bien (la mayoría) y nos hemos integrado en mayor o menor medida a la sociedad.

Pero … ¿y si la industria del entretenimiento infantil ha decidido conspirar contra su propia raza y está instalando mediante fotogramas el surrealismo más extremo a los niños de hoy (hombres del mañana) para que terminen de exterminar el poco raciocinio que quede todavía vivo?, ¿y si el planeta está tan perdido que la opción escogida por las grandes mentes pensantes de nuestro tiempo es deformar la realidad hasta retorcerla cual tripa de cerdo tuberculoso?, y digo yo, quizás, sólo quizás quede otra opción, ¿y si me estoy rayando porque antaño el osito Misha parecía un oso pero actualmente Calamardo parece un condón relleno de semen extraterrestre en vez de un puto calamar?.

Está claro que la animación ha evolucionado, el diseño de personajes y la estructura de sus historias es más complejo, más adulto, más retorcido. No creo que lo de ahora sea mucho mejor que lo de antes, parece dirigido a una sociedad gráficamente más preparada, sólo el tiempo nos dirá. Lo único que está claro es que lo dibujos que ve mi sobrino son diferentes, a mi me encantan y ojalá hubiera podido disfrutar de aventuras tan disparatadas y divertidas como las de Finn y Jake. Y si en el futuro los perros no parecen perros y los humanos no parecen humanos será en un planeta que no parecerá un planeta, y para entonces, mis huesos parecerán lombrices …