Los tomates … ¿son más rojos en Marte?

La otra noche estaba pensando, ¿como sería tener un huerto en el espacio?, ¿si plantas tomates en Marte … serán más rojos? …

Veamos, por un lado, el hindú Satish Kumar, fundador y director del programa Shumacher College, centro internacional de estudios de ecología, y editor de la revista Resurgence & Ecologist, lleva años intentando insertar la ecología como parte prioritaria de la economía mundial. O sea, conseguir que la ecología y la economía se equiparen, o mejor aún, que se unan formando un mismo concepto (etimológicamente son muy similares).

Por otro lado, el proyecto Mars One pretende enviar a los primeros pobladores humanos a Marte financiado mediante un “reality show” rollo Gran Hermano emitido desde el mismísimo planeta rojo. La idea es que esas personas se queden a vivir para el resto de su vida allí, vamos, que se hagan marcianos de pura cepa, ¡¡con su DNI y todo!!. Cada dos años se enviarían cuatro astronautas más para ir repoblando. Bien …, la idea además está respaldada por el físico Gerardus ‘t Hooft, premio Nobel de Física de 1999. No se a vosotros, a mi estas cosas me acojonan un poquito …

Por último pero no menos importante, existe un proyecto llamado “Planetary Resource”, financiado por grandes empresas de tecnología y mandamases del cine como James Cameron, que pretende extraer minerales de asteroides. El cerebro de esta idea es Peter Diamantidis, un genio que fundó “Zero Gravity Operations”, primer servicio autorizado por la NASA para ofrecer vuelos de gravedad cero a particulares. El pretexto es que en los asteroides hay infinidad de recursos que en un futuro escasearán en la Tierra, pero el fin es, reconocido por la NASA y comentado por el propio Barack Obama,  llegar físicamente a un asteroide en 2025 para luego desde allí dar el salto a Marte. Así, como suena.

Bien, estos conceptos en principio aislados parecen tener una conexión nada tranquilizadora para nosotros los terráqueos en crisis. Ya no es sólo plantearse siquiera el hecho de que hablar de esto parece ciencia-ficción … ¿¿es esto posible o se trata del bulo del milenio??, no, ni me lo planteo ya. Si ahora mismo sale en la tele un empresario que recibe un premio del estado por ser el primero en contratar de asesor fiscal a un elfo oscuro me lo creo, hostia que si me lo creo. Lo que me preocupa de verdad es que en relativamente poco tiempo se produzcan tres noticias que afectan al estado de salud de nuestro planeta; ¿un eminente “sabio” hablando de la necesidad imperiosa y vital de que la ecología se convierta en el pilar de nuestra economía?, a mi me huele a “id plantando vuestros tomatitos y cebollitas en casa chavales, porque en breve no habrán árboles con los que fabricar papel, papel con el que fabricar billetes, billetes con los que pagar sueldos, sueldos que recibir por trabajar, trabajar para poder comer y vivir, …”, vamos, un aviso claro de que los recursos que empleamos hoy en día tienen fecha de caducidad y está muy muy cercana. Por otro lado la genial idea de mandar a gente a Marte a vivir y empezar una colonia extraterrestre, bien sea mediante un icono de la comunicación contemporánea, un reality, o con un rocambolesco estudio de materiales superútiles para la humanidad. Algo huele raro en el mayor planeta terrestre del Sistema Solar… y parece que en vez de decírnoslo claro, nos lo están cuchicheando.

Igual es una rayada, pero … ¿sería posible que la propuesta del señor Kumar se aplicara a los proyectos “nos largamos que esto va a reventar” de colonización de Marte?, o sea, ¿si de verdad nos viéramos obligados algún día a abandonar esta bendita tierra no deberíamos cuidar y conocer bien nuestro siguiente destino?, ¿deberíamos exportar y aplicar ya la ecología en Marte?.

Ya lo estoy viendo, “cariño, ¿has vaporizado las patatas hoy?, mira, esta berenjena ya es comestible, el fertilizante con esencia de Almagro nos ha venido de maravilla, vaya mira, esta mañana el cielo se ve resplandecientemente negro desde la cúpula, joder, ¡el vecino tiene nuevo módulo extravehicular!, hijo de piedra …”.

La Terraformación es el proceso por el cual un planeta puede modificarse hasta conseguir las condiciones más habitables de atmósfera, temperatura y ecología. Así que es cierto, los tomates en Marte igual podrían ser más rojos, y mi huertecito estelar puede ser una realidad.